Anunciable

Directorio de Empresas y Profesionales Local

Cómo Vender Fotografías por Internet

Considerando las distintas opciones que permiten ganar dinero por internet, en este artículo vamos a tratar una que ha experimentado una revolución tan rápida como profunda, me refiero a la de vender fotografías, sin excluir la analógica, ya que existen métodos eficientes para pasarlas a formato digital.

En pocos años hemos asistido a una caída de los precios de las cámaras digitales, tan solo comparable a la increíble mejora de sus prestaciones. Lo que se conoce como la revolución digital de la fotografía, nos ha convertido a todos en potenciales fotógrafos “profesionales”.

Vender Fotografías en Internet

Permíteme que te cuente mi experiencia personal: desde principios de la década de los 80, he realizado fotografía como aficionado. En la década de los 90, seguía de cerca la evolución de las cámaras digitales y sus precios, vislumbrando entonces la revolución que se avecinaba. En este sentido, guardaba celosamente los negativos de absolutamente todas las fotografías que tomaba, con la esperanza de que algún día pudiera vender fotografías de alguna manera que intuía, pero que no llegaba a concretar.

Como buen aficionado esperaba poder tener algún día una cámara réflex digital (SLR), pero aún en 1996 el precio de una aceptable, no bajaba de los 9.000€, de los de ¡entonces!.

No fue hasta el año 2003, cuando Canon sacó al mercado la EOS 300D (Digital Rebel), que rompía a la baja la barrera de los US$1.000, poniendo al alcance del aficionado por primera vez, una cámara SLR en condiciones. ¡Además podría seguir utilizando mis viejos objetivos!, ¡algunos de los cuales poseía desde hacía más de tres lustros!.

Por otro lado, en esas fechas, el impacto que las nuevas formas de comunicación que internet pone a nuestra disposición, ya se había dejado sentir en la sociedad, cambiando para siempre la manera de hacer negocios.

Fue en el año 2004, cuando con la idea de compartir mis fotografías con familiares y amigos, creé una galería virtual en la cual cargarlas. Para mi sorpresa, a los pocos meses recibí una petición de una editorial, interesada en publicar en una revista una de ellas. A partir de ahí, empezó a rondar por mi cabeza, la idea de obtener ingresos por vender fotografías.

Comencé a investigar las distintas vías que podía utilizar; publicar en revistas, vender copias impresas y, la que considero con más futuro, la de vender copias de mis archivos digitales, permitiendo su descarga desde internet. ¡El negocio parecía servido!

Pero pronto desperté a la realidad: sí la revolución digital nos había convertido a todos en potenciales fotógrafos profesionales, ¡la competencia iba a ser feroz!. Millones de personas peleando por un trozo del pastel, en un mercado cuya capacidad de absorción, aunque enorme, es limitada.

Construí una página web para poder vender mis imágenes directamente, sin intermediarios. Utilicé diferentes servicios de empresas que, a través de la red, podían distribuir tanto los archivos digitales como copias impresas. Todas parecidas entre sí pero con diferencias en pequeños matices, fundamentalmente relacionados con el coste de su servicio y la política de precios de las fotografías.

Sin haber participado en la era pre digital del mercado de la fotografía, para mí una cosa era evidente, el modelo que existía hasta entonces tenía los días contados. De forma análoga a como la industria de la música, no puede, por mucho que se empeñe la SGAE, mantener un modelo obsoleto con el, en mi opinión, incalificable canon digital, el vender fotografías a precios elevados iba a ser extremadamente difícil.

Decidí finalmente utilizar una solución de compromiso; poner a la venta mis fotografías más “artísticas” a un precio más elevado, utilizando un servicio de impresión de alta calidad, mientras que otra parte de mi portafolio lo vendería utilizando el modelo de pago por descarga que a partir de un precio de 1 euro por descarga, podría parecer un regalo, incluso para plantearse si verdaderamente valía la pena. Creo que es el propio mercado el que realizará un selección, haciendo posible que los fotógrafos de calidad se alzan por encima del resto, lo mismo que pasará con los músicos.

Deja un Comentario

© 2017 Anunciable. Tema del Directorio de WordPress powered by WordPress.
A %d blogueros les gusta esto: